Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos
Libro Cuevas de Tomelloso

Izquierda Unida de Castilla–La Mancha ha mostrado su preocupación ante el número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo en la región, sumando 2.785 desempleados al finalizar el mes de febrero.

Unos datos que dejan a Castilla-La Mancha con 194.990 personas en paro, marcando una subida de un 1,45%, y respecto al mismo mes del año anterior deja a 19.249 desempleados, un 10,95% más.

En declaraciones el Coordinador Regional de IU C-LM, Juan Ramón Crespo, ha señalado: “Cada mes los datos de paro en Castilla–La Mancha son peores y se hace más evidente que necesitamos un cambio en las políticas de creación de empleo, para dejar de depender de las campañas estacionales y de la inestabilidad del sector servicios, en su mayoría con contratos precarios”.

“Los juegos lingüísticos que usa la Consejería de Empleo cada mes intentan tapar estos malos datos, pero solamente sirven para generar más frustración a los castellano-manchegos, que ven como no hay futuro en nuestra tierra” señala Crespo.

También señala que el paro en Castilla-La Mancha “lamentablemente tiene rostro de mujer” ya que los datos reflejan que un “61,8% del paro en nuestra región representa a las mujeres”.

Crespo lamenta que el Ejecutivo regional a pesar de sufrir unas cifras de paro cada mes peores “no sea capaz de cambiar ni un ápice el modelo de desarrollo de nuestra región y la creación de empleo”.

La formación de izquierdas incide en la necesidad de cambiar “las recetas a las que el Gobierno de Castilla-La Mancha han confiado todo: turismo y ladrillo” y señala que “es necesario que los fondos públicos se pongan al servicio de la ciudadanía para la creación de tejido industrial que genere puestos de trabajo en condiciones dignas y que favorezcan el desarrollo económico y social de nuestros pueblos y ciudades”.

Por último, Crespo ha declarado que: “El Gobierno de Castilla-La Mancha va a tener la posibilidad de impulsar nuestro tejido industrial y reforzar los servicios públicos de nuestros pueblos, únicos generadores de empleo de calidad, gracias a la gran cantidad de fondos europeos que vamos a recibir”, pero advierte de que: “será su voluntad política el hacerlo o no”.