Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

RUGE Castilla-La Mancha -la asociación puesta en marcha en el seno de UGT CLM para la defensa de los derechos de los jóvenes de la región- ha denunciado hoy la falta de oportunidades a la que se enfrenta este colectivo así como las condiciones laborales precarias que sufren en el mercado de trabajo. Como ejemplo de los problemas actuales de la juventud, la portavoz de la asociación, Marta Guerrero, ha destacado que, mientras que en 2021 el desempleo de los mayores de 34 años en Castilla-La Mancha ha aumentado un 2,6% respecto a 2020, entre los menores de 34 este incremento ha sido del 13,3%. Este año –apuntaba- “hay 68.600 jóvenes castellano-manchegos engrosando las listas del paro, 8.100 más que los que había en 2020”.

Día de la Constitución 2021

Marta Guerrero ha ofrecido estas cifras durante la presentación oficial de RUGE (Revolución Ugetista) Castilla-La Mancha, donde ha estado acompañada por el secretario general de UGT CLM, Luis Manuel Monforte, y el portavoz de RUGE Confederal, Eduardo Magaldi, quien posteriormente ha impartido un taller formativo a jóvenes ugetistas de la región.

Durante la rueda de prensa Marta Guerrero ha puesto en valor que RUGE Castilla-La Mancha ha nacido, “no solo para defender a los jóvenes de unas condiciones laborales precarias y de un mercado laboral humillante, sino también para ser un espacio democrático en el que los jóvenes puedan expresarse libremente y hablar de sus problemas”, problemas entre los que ha mencionado la salud mental. “Hace poco fue el Día de la Prevención contra el Suicidio –primera causa de mortalidad entre los jóvenes-, un tema tabú que hay que poner encima de la mesa ya que nuestras condiciones sociolaborales y nuestras dificultades para acceder a una vivienda e independizarnos nos generan ansiedad y perjudican nuestra salud mental”, añadía.

Desde RUGE CLM también señalan que la falta de oportunidades de los jóvenes de la región repercute directamente en que estos tengan que marcharse a otras comunidades, “lo que agrava el fenómeno de la despoblación”.

No sin antes mencionar la brecha intergeneracional y la brecha digital que tanto afectan a una región como Castilla-La Mancha, la portavoz de la asociación ha animado a todos los jóvenes a unirse a RUGE, un lugar “donde tendrán voz y donde trabajamos por y para ellos”. Igualmente, ha recordado que el sindicato ha puesto en marcha una campaña por la que los jóvenes desempleados menores de 25 años pueden afiliarse al sindicato y estar en RUGE CLM por solo un euro al mes.

Reciclar más. Mejor. Siempre

Monforte: “Hay que apostar por políticas de empleo que permitan a los jóvenes tener un trabajo de calidad”

Por su parte, el secretario general de UGT CLM ha pedido hoy tanto al Gobierno central como al autonómico que, de la mano de los Fondos europeos de Recuperación y Resiliencia, apuesten por políticas de empleo que permitan a los jóvenes acceder a un trabajo de calidad y poder desarrollar su vida en unas condiciones dignas.

Luis Manuel Monforte calificaba de “histórico” el poder constituir esta asociación en el seno de UGT, una asociación a la que refería como “un espacio de participación, de debate y de toma de decisiones de los jóvenes del sindicato”.

Magaldi: “Hay que canalizar el hartazgo que tiene la juventud; por eso ha nacido RUGE”

A este importante momento se refería también Eduardo Magaldi, quien explicaba que RUGE, a nivel confederal, ha conseguido bastantes éxitos, entre ellos –afirmaba- dar a conocer problemas como los de los riders –contribuyendo a que saliese adelante la ley que defiende sus derechos laborales-; o el problema de las prácticas no laborales, aquellas en las que los jóvenes –ante una promesa de contrato- tienen que pagar por un periodo de prácticas.

“También hay muchos retos que tenemos por delante. Por ejemplo, estamos hartos de las cadenas globales de valor y de que se explote al trabajador en otras partes del mundo; estamos hartos de que los servicios básicos se estén convirtiendo en bienes especulativos con los que se benefician algunas empresas y a los que no podemos acceder; estamos hartos de la precariedad de las personas jóvenes y de que se normalice la discriminación por edad; y estamos hartos de que los bajos salarios, la inestabilidad laboral y el precio de la vivienda no nos dejen desarrollar nuestro proyecto de vida”. Indicaba que “todo este hartazgo hay que canalizarlo y por eso nace RUGE”.