Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

A nivel laboral, la Covid-19 ha sido sinónimo de destrucción de puestos de trabajo, de cierre de empresas y de mayor sobrecarga de trabajo y estrés para las plantillas. También lo ha sido de mayores infracciones de la Inspección de Trabajo en materia de Prevención de Riesgos Laborales y es que –según datos que maneja UGT Castilla-La Mancha- en 2020 se duplicaron este tipo de infracciones, pasando de 833 que hubo en 2019 a 1.737 el año pasado.

violencia-genero.gif

En rueda de prensa y acompañado por el responsable de la Oficina Técnica de Prevención de Riesgos Laborales de UGT CLM, Justo Buendía, el secretario de Organización y Salud Laboral de UGT CLM, Javier Flores, ha advertido de la preocupación del sindicato por estos datos, máxime si se tiene en cuenta que en 2021 la tendencia –aunque no es tan acentuada– sí que continúa al alza, con un incremento del 25% de las infracciones en el primer trimestre de 2021 respecto a 2020.

Según el análisis llevado a cabo por la Unión General de Trabajadores de Castilla-La Mancha, la causa que explica este fenómeno hay que buscarla en las Condiciones de Seguridad de los Lugares de Trabajo y es que es precisamente este apartado el que aglutina la mayor parte de las 1.737 infracciones que impuso la Inspección de Trabajo en Castilla-La Mancha el año pasado: frente a las 68 infracciones por malas Condiciones de Seguridad de los Lugares de Trabajo que hubo en 2019, en 2020 esta cifra se elevó hasta las 1.272, infracciones que conllevaron sanciones por importe de 632.836 euros.

Las Condiciones de Seguridad de los Lugares de Trabajo son todas aquellas relacionadas con las áreas del centro de trabajo o con los lugares en los que el trabajador debe permanecer o a los que puede acceder en razón de su trabajo. En esta categoría se incluyen, y son las más frecuentes, caídas al mismo nivel, caídas a distinto nivel, pisadas sobre objetos, choques contra objetos inmóviles, choques contra objetos móviles, atropellos con vehículos y caídas de objetos por desplomes o derrumbamiento.

“Después del estudio de estos datos realizado por el departamento de Salud Laboral de UGT Castilla-La Mancha consideramos que en el incremento de este tipo de infracciones tiene mucho que ver la manera en la que se ha trabajado durante la pandemia, con mayor precariedad, con mayor rotación en los puestos de trabajo, con mayor estrés laboral… y llevando a un segundo plano la prevención de riesgos laborales”, comentaba Javier Flores, quien añadía que “los trabajos se están haciendo en malas condiciones, con estrés, con prisas… volviendo en muchos casos a las malas condiciones que teníamos hace décadas cuando las condiciones de seguridad eran muy malas”.

Reciclar más. Mejor. Siempre

El secretario de Organización y Salud Laboral de UGT CLM apuntaba que el motivo por el que seguimos acumulando datos tan negativos está en que en las empresas no hay realmente cultura preventiva ni han integrado en su organización esa prevención. “Hay una ley que les obliga a contar con un plan de prevención y muchas solo se limitan a cubrir expediente, sin llegar a asumir su papel en la prevención de los riesgos laborales y contratando el servicio de prevención a una empresa ajena”.

CLM, la comunidad con mayor índice de incidencia de accidentes laborales

Desde UGT Javier Flores defiende que la prevención se hace especialmente importante en cuanto a que Castilla-La Mancha - con 312 accidentes de trabajo por cada 100.000 trabajadores- es la comunidad con mayor índice de incidencia de accidentes laborales. Según los últimos datos del Ministerio de Trabajo relativos a los cuatro primeros meses de 2021, esta incidencia está muy por encima de la media nacional (208,2), siendo Cuenca (349) y Guadalajara (346,7) las provincias españolas que copan este ranking. La estadística del Ministerio de Trabajo también pone de manifiesto que de enero a abril de 2021 los accidentes de trabajo en la región han aumentado un 44%, pasando de los 6.440 registrados en el mismo periodo de 2020 a los 9.329, algo que también se ha traducido en más muertes en el trabajo: 10 frente a las 2 que hubo en 2020.

Por su parte, Justo Buendía afirmaba que en esta lucha constante contra los accidentes de trabajo, UGT CLM pone a disposición de los trabajadores a 10 técnicos de prevención de riesgos laborales distribuidos en 9 oficinas técnicas de prevención de riesgos laborales en toda Castilla-La Mancha. Asimismo, en lo que resta de año, UGT CLM tiene previsto visitar más de 300 empresas en nuestra región para comprobar que las condiciones de seguridad son las adecuadas y, en caso de no ser así, proponer mejoras que eviten riesgos a los trabajadores.

El responsable de la Oficina Técnica de Prevención de Riesgos Laborales de UGT Castilla-La Mancha, además de insistir en la necesidad de que las empresas hagan suya la cultura preventiva, abogaba por la implantación de la figura del delegado territorial de prevención para mejorar de esta forma la prevención de la salud laboral y reducir así los accidentes ocurridos en los puestos de trabajo de aquellas empresas a las que no llega ni la Inspección de Trabajo ni la protección de los sindicatos de clase.

La derogación de la reforma laboral de 2012 y con ella la reducción de las altas tasas de precariedad; poner en marcha una Plan de Choque contra la Siniestralidad Laboral de forma inmediata; e incrementar la plantilla de inspectores de Trabajo son las otras propuestas que el sindicato considera indispensables para poner fin a esta lacra que representan los accidentes laborales.