Virgen de las Viñas Tomelloso
Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

Según explican desde la facultad, el vencejo común o Apus apus es un ave migratoria de características singulares, puesto que su fisiología está adaptada para realizar todo su ciclo vital, salvo la nidificación, en el aire. “Esto quiere decir que se alimentan, duermen y se reproducen durante el vuelo”. Su alimentación es estrictamente insectívora y realizan su nidificación en primavera/verano en las pequeñas grietas y oquedades existentes a elevadas alturas de edificios o construcciones como las de la ciudad de Toledo. “La importancia del salvamento de los pollos de vencejos caídos reside en que, al ser un ave fundamentalmente aérea, los pollos que se caigan de los nidos no van a ser recogidos ni alimentados por sus padres, como sucede en otras especies de aves, puesto que no se posan en el suelo, generando una alta pérdida de individuos de la especie por este motivo”, señalan.

En este sentido, subrayan la importancia de la conservación del vencejo, ya que se trata de un ave protegida. Por ello, “se llevan a cabo campañas de rescate, crianza y liberación de vencejos en el período en el que nidifica en nuestras ciudades, con la finalidad de descongestionar a los centros de recuperación de especies”.

La Red de Vencejos de Toledo está coordinada por la asociación naturalista Esparvel en colaboración con la Facultad de Ciencias Ambientales y Bioquímica y cuenta con la supervisión técnica del Centro de Estudios de Rapaces Ibéricas (CERI) y los agentes medioambientales de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. A la red están vinculados los ciudadanos voluntarios que realizan en sus casas las labores de crianza y liberación de los vencejos que han sido recogidos. La red proporciona los materiales y la comida (insectos como tenebrios y grillos) a todos los voluntarios y recoge datos de la evolución de cada individuo. “La temprana ola de calor de este mes de junio ha provocado la caída de cientos de vencejos en ciudades como Toledo”, indican desde la facultad. En este momento, la red custodia un centenar de ejemplares, “lo que supone la mayor cifra en tan poco tiempo desde que comenzó su andadura hace tres años”.

El taller presencial de mañana en el campus universitario, que comenzará con la liberación de un vencejo recuperado por los voluntarios, está abierto a toda la ciudadanía interesada e incluye contenidos como la biología básica de estas aves, el trabajo de la red y el protocolo de asistencia y cría. Se impartirá de manera presencial y también podrá seguirse online.

Festival de Almagro 2022