Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

El grupo socialista en las Cortes de Castilla-La Mancha ha trasladado hoy su apoyo al sector de la artesanía de la ciudad de Toledo, que se ha visto afectado por las consecuencias derivadas de la pandemia de la COVID-19, y ha manifestado que “nuestro objetivo es que nadie quede atrás”.

El presidente del grupo socialista, Fernando Mora, y la diputada regional del PSOE Charo García Saco se han reunido con el secretario general de la Federación Empresarial Toledana (Fedeto), Manuel Madruga, en el Parlamento autonómico, y también con representes del sector del comercio de la artesanía y el damasquinado en la ciudad.

Un sector que “está preocupado por la situación como consecuencia de la crisis derivada de la pandemia, que les ha afectado muy particularmente”, ha expuesto Mora, pues “está muy vinculado al turismo internacional que no se ha recuperado en la medida que podría ser” y, por ello, “nos trasladan la necesidad de reforzar las ayudas que el Estado ha concedido”.

Semana de La Zarzuela en La Solana

A este respecto, el presidente del grupo parlamentario socialista ha afirmado que “nuestro compromiso” es que “esas ayudas puedan ir dedicadas a los sectores más desfavorecidos, a aquellos a los que les está siendo más difícil la recuperación, y así se lo hemos trasladado” a este sector que aglutina “aproximadamente a 120 negocios y a un volumen importante de familias”.

Si bien ha recalcado el “esfuerzo” que el Gobierno de España y el Gobierno de Castilla-La Mancha han hecho “con las múltiples ayudas que se han venido concediendo a lo largo de los últimos meses y que son muy importantes”, las cuales “han ayudado a la recuperación general de los sectores económicos de la región, muy particularmente de los autónomos y de los emprendedores”.

Mora ha destacado que el Ejecutivo autonómico ha destinado ayudas que rondan los 346 millones de euros y que “han ayudado a empresarios, a emprendedores, a autónomos a mantener sus negocios, sus empresas, su trabajo” y, todo ello, “apoyado, además, con los ERTE que el Gobierno de España ha aprobado en sucesivas convocatorias”.

Por ello, el presidente del grupo socialista ha considerado que “nos podemos sentir satisfechos de cómo se ha venido superando la crisis, pero no podemos permitir que quede nadie atrás”, por lo que ha asegurado que, “en la medida de lo posible, vamos a hacer todo lo que esté en nuestras manos por ayudar a este sector que lo está pasando peor”.

“Vamos a seguir trabajando en esto y nos sentiremos satisfechos si logramos el objetivo que tanto ellos como nosotros deseamos, que es que nadie, absolutamente nadie, quede atrás”, ha concluido.