Virgen de las Viñas Tomelloso
Feria y Fiestas Tomelloso 2022
Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

La celebración del Orgullo en Esquivias ha propiciado un encuentro entre representantes de Izquierda Unida en Toledo y los portavoces de ALHMARES, colectivo que defiende los derechos LGTBIQ+ en la zona, con el objetivo de establecer canales de comunicación y colaboración entre las administraciones municipales y la entidad.

Escayolas Romero

Bajo esa premisa, y puesto que tanto desde el Ayuntamiento de Esquivias, gobernado por Izquierda Unida, como desde el de llescas el trabajo desarrollado en torno a la defensa de las derechos de las personas LGTBIQ+ es importante y extenso, los portavoces de la asociación, Daniel Gómez y Ana Hernández, han expuesto las dificultades a las que se enfrentan las familias o personas LGTBIQ+ a la hora de solicitar información, asesoramiento y ayuda a las administraciones del entorno.

Por ello, el diputado de Izquierda Unida en Toledo, Mario García, se ha comprometido a fijar una reunión con la diputada de Igualdad, Ana Gómez, para “transmitir las necesidades de estos colectivos en los municipios de la provincia de Toledo, concretamente en La Sagra”.

Porque ante la falta de información disponible en las administraciones, Mario García va a proponer que las instituciones públicas, como la Diputación de Toledo, “destinen fondos para la formación de trabajadores sociales y profesionales con el fin de que puedan dar soluciones a las personas y las familias que requieren de atención sobre cuestiones relacionados LGTBQ+”, ya que, según ALHMARES, “la única respuesta que reciben tiene que ver con su derivación a  asociaciones privadas, que realizan un importante servicio, pero no deja de ser una privatización de un servicio que debe ser cubierto por las administraciones públicas”.

En este sentido, el diputado provincial de Izquierda Unida en Toledo destaca que “no sólo hay que cumplir las leyes que nos definen a todos por iguales en el artículo 14 de la Constitución, también hay que prestar una especial atención y mención a los colectivos vulnerables por su condición social”. Razón por la que con el colectivo LGTBIQ+ “las administraciones deben trabajar de manera equitativa porque su realidad es que no son iguales”, y no lo son “en el ámbito laboral, y en situaciones de acoso, agresiones e insultos que, por ello, necesitan una atención concreta”.

Por su parte, los portavoces de ALHMARES apuntan la importancia de “que desde los ayuntamientos, por ser la administración más cercana y útil para los vecinos, se trabaje la concienciación social y el respeto hacia un colectivo que reclama soluciones y políticas activas continuadas y permanentes en el tiempo”.

De la misma forma, Daniel Gómez y Ana Hernández destacan “la necesidad de que los concejales que son oposición en ayuntamientos conservadores y negacionistas con la realidad LGTBIQ+ levanten la voz para acabar con las muchas discriminaciones sufridas”. Lucha que, afirma Milagros del Barrio, se realiza en el Ayuntamiento de Esquivias a través de programas y actividades de concienciación social y, sobre todo, mediante la realización de actividades centradas en el fomento de la igualdad y el respeto a la diversidad en colegios e institutos.