Virgen de las Viñas Tomelloso
Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

El Gobierno regional y la Universidad de Castilla-La Mancha han firmado este miércoles un protocolo para favorecer el acceso a estudios superiores a jóvenes en situación de vulnerabilidad.

Fundación Elder

A esta firma, que ha tenido lugar en el Palacio de Fuensalida en la ciudad de Toledo, ha asistido el presidente regional, Emiliano García-Page; el vicepresidente primero, José Luis Martínez Guijarro; el consejero de Educación, Cultura y Deportes, Amador Pastor; y la consejera de Bienestar Social, Barbara García Torijano, junto al rector de la UCLM, Julián Garde.

El consejero de Educación, Cultura y Deportes ha destacado que “hoy no es un día cualquiera, este protocolo viene a demostrar la fortaleza de un Gobierno que trabaja coordinadamente en las diferentes áreas de gestión para garantizar la igualdad de oportunidades”, a la vez que ha añadido que “queremos centrar la acción en la esencia y en el ser humano y olvidar el concepto de usuario y alumnado para centrarlo en las personas”.

Anúnciate en Cuadernos Manchegos

En este sentido, ha indicado que “entre todos vamos construyendo los peldaños de este andamio para darle fortaleza a la vez que seguridad a los sueños sociales y educativos de cada una de las personas para que tengan un amparo, una medida de protección social y un engranaje perfecto”.

Para finalizar, Pastor ha subrayado que “un país sin un ascensor social es un país condenado al estancamiento”, motivo por el cual “esperamos que ese blindaje y trabajo coordinado nos siga dando casos de éxito como hasta ahora”.

Por su parte, la consejera de Bienestar Social, Bárbara García Torijano, ha afirmado que con la firma de este protocolo de colaboración entre la Universidad de Castilla-La Mancha, la Consejería de Educación, Cultura y Deportes y la Consejería de Bienestar Social, el Ejecutivo regional “da una muestra más de trabajo conjunto, colaborativo y transversal del Gobierno y las instituciones de la región para invertir en las personas”.

En este sentido, García Torijano ha subrayado que no todos los niños y niñas o adolescentes tienen las mismas oportunidades y, en muchas ocasiones, "somos la propia Administración, el propio Gobierno regional, quienes somos su familia, quienes fortalecemos, hacemos de coraza, y les proporcionamos esos andamios para que puedan seguir creciendo y mirando hacia el futuro para cumplir sus sueños". Y en este objetivo, ha añadido la consejera, "en este camino, trabajamos de forma muy transversal desde el Gobierno de Castilla-La Mancha con la firma de este protocolo".

En este contexto, la titular de Bienestar Social se ha referido al Programa de Autonomía Personal, que se desarrolla desde el Gobierno regional, dirigido a jóvenes de 16 a 24 años que estén actualmente o hayan estado bajo una medida de protección administrativa o una medida judicial “con el que perseguimos una atención personalizada e integral través de medidas de apoyo económico, formativo-laboral, residencial y personal y por el que el año pasado pasaron 204 chicos”.

Asimismo, ha destacado que este "proyecto, este compromiso que hoy firmamos con la Universidad de Castilla-La Mancha hace precisamente que esa transición a la vida adulta de los adolescentes de nuestra región pueda ser con mayor garantía". Así, ha remarcado que "si algo nos tiene que hacer sentir orgullosos es que este tipo de iniciativas no implican grandes esfuerzos presupuestarios, pero sí un gran esfuerzo de valores, un gran esfuerzo de compromiso de este Gobierno regional".

Ascensor social

Este protocolo establece, entre otras medidas, que el Ejecutivo autonómico proporcionará alojamiento al estudiante vulnerable a la vez que se hará cargo de la manutención y que se sumará a la ayuda prestada por la institución académica a la hora de cursar los estudios postobligatorios a través del programa de becas.

.