Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

Ciudad Real suma 3.666 parados dentro de los 12.271 registrados en Castilla-La Mancha durante el mes de marzo, tal y como registran los datos publicados por el Ministerio de Trabajo y Economía Social publicados este jueves. El coronavirus rompe así la tendencia decreciente apreciada durante febrero, donde se advirtió una disminución de 797 desempleados respecto a enero pese a que los datos ya eran, de por sí, superiores a los del mismo periodo durante 2019.

Ningún sector ha podido escapar del azote de la pandemia, engrosándose el mes pasado las listas de todos ellos aunque con especial hincapié en la construcción, donde los desempleados ahora ascienden a 5.376. Esto supone un incremento del 32% durante marzo y contrasta con el del resto de sectores, donde la subida ha sido menor a un 10%. Por género, el número de parados varones (20.488) crece en un 14% respecto al paro femenino, que con 31.653 solo suma un 2,48% más pese a que continúan a la cabeza al ocupar el 60,7% del total de desempleados de la provincia. Y en cuanto a grupos de edad, todos han sufrido un incremento del desempleo semejante entre ellos.

Ante esta situación excepcional, la Central Sindical Independiente y de Empleo (CSIF) tiende la mano para alcanzar acuerdos sólidos y ofrece toda su colaboración para empezar a diseñar un plan de reconstrucción social y económico a partir de las administraciones públicas, que a la fuerza han de jugar un papel esencial en la reanimación de la economía y del empleo.

Vuelve la Cultura Diputación Provincial de Ciudad Real

El estado de alerta y la posterior reconstrucción deberán ir acompañados de un plan estratégico de empleo. CSIF plantea analizar los recursos humanos de las administraciones públicas para que puedan responder a las necesidades de los ciudadanos en este nuevo contexto económico. Se trata, en definitiva, de ofrecer un servicio de calidad a nuestros ciudadanos: Sanidad, servicios sociales, Administración General del Estado, Educación, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado... Porque como el sindicato no ha parado de denunciar estos años, se ha desmantelado el Estado del Bienestar. Este plan debería ir incluido en unos presupuestos generales del Estado que cuente con el apoyo de todas las fuerzas políticas.

Nuestros empleados públicos están demostrando que son garantes de nuestro Estado de Bienestar y se merecen todo el reconocimiento y la protección de su salud. Por eso, los próximos presupuestos deben reconocer su papel y el sacrificio y esfuerzo que están realizando ahora, pero también antes de la crisis. Entonces, sufrieron recortes y una campaña de desprestigio en la que se les cuestionó su labor y su profesionalidad. 

En esta línea, CSIF señala que el sistema financiero debe ser solidario y apoyar a trabajadores y empresas, tras la generosidad que demostró la sociedad española en la anterior crisis económica y en estos momentos de incertidumbre.

Vuelve la Cultura Diputación Provincial de Ciudad Real