Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos
Libro Cuevas de Tomelloso

El pasado jueves 29 de abril, el Ayuntamiento de Cardenete, en Pleno Ordinario, acordó por unanimidad, con los votos a favor de los dos grupos PSOE y PP, aprobar una moción conjunta en la que se insta al Gobierno Regional a revisar la normativa sobre explotaciones de ganadería intensiva, y a establecer una moratoria de nuevos proyectos, “para llevar a cabo un estudio profundo del territorio, detener el ritmo de degradación de los recursos naturales, y estudiar alternativas de negocio más sostenibles y respetuosas con el medio ambiente, con la salud y con la vida de los pueblos”.

La moción parte del hecho de que en los últimos años se han presentado en muchos municipios de la provincia y de la región, entre ellos Cardenete (donde ya hay instalada una explotación porcina de 6.370 cabezas de cebo), diversas propuestas de empresas de ganadería intensiva, de carácter más industrial que agrario. También se tiene en cuenta que el aumento de producción de cerdos en España ha puesto de manifiesto los efectos medioambientales, originando el rechazo de la ciudadanía. Dicha oposición se debe a que se observan con preocupación las posibles afecciones en la salud pública, las molestias causadas por los malos olores y por proliferación de insectos, y el impacto socioeconómico negativo que puede tener sobre otros negocios, teniendo en cuenta que la ganadería intensiva genera muy poco empleo directo.

A los ciudadanos les preocupa también el alto consumo de agua de estas explotaciones, la contaminación de los suelos, de las masas de agua y del aire, el impacto visual y la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera. Además, este tipo de explotaciones se contrapone a otros negocios que sí son sostenibles, como la ganadería extensiva, la cual aprovecha los recursos naturales de modo equilibrado con el entorno, la agricultura ecológica, o turismo de naturaleza.

Tras la exposición de motivos, el Ayuntamiento de Cardenete dio el visto bueno a la propuesta de resolución, comprometiéndose con el desarrollo de los pueblos y el medio rural a través de sistemas de gestión sostenibles y que contribuyan al equilibrio ambiental, social y económico. Además, considera que es necesario compatibilizar cualquier actividad económica que pueda implantarse en el entorno con el debido respeto y conservación del medio ambiente.

El Ayuntamiento de Cardenete instará al Gobierno de Castilla-La Mancha a que se lleve a cabo una revisión de las Declaraciones de Impacto Ambiental de manera global y conjunta, puesto que es necesaria su valoración como una acumulación de impactos ambientales. Pide también que se aborde la problemática de las granjas intensivas desde una perspectiva comarcal o provincial, haciendo compatible el normal desarrollo económico de los pueblos, con la preservación y conservación de los recursos.

Por todo lo dicho, el Ayuntamiento de Cardenete concluye con la petición de establecer un periodo de moratoria con el que poder realizar un estudio profundo del sector ganadero intensivo y su compatibilidad con el territorio donde se instala.

La Asociación Pueblos Vivos Cuenca está formada por movimientos vecinales de Almendros, Barajas de Melo, Barchín del Hoyo, Belinchón, Campillo de Altobuey, Cañada del Hoyo, Cañete, Cardenete, Fuentes, Gabaldón, Gascueña, Mariana, Mota del Cuervo, Portilla, Pozorrubielos de la Mancha, Priego, Quintanar del Rey, Reíllo, San Clemente, Tarancón, Tinajas, Torrejoncillo del Rey, Vellisca, Villalba de la Sierra, Villar de Domingo García y Zarzuela, junto a Ecologistas en Acción Cuenca.