Virgen de las Viñas Tomelloso
Feria y Fiestas Tomelloso 2022
Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

Uclés (Cuenca) acogerá esta Semana Santa Lux in Tenebris, el primer festival de música mística y de vanguardia que se celebra entre los días 14 y 17 de abril. El evento, que tendrá lugar en el Monasterio de Uclés, es fruto del proyecto filantrópico del empresario y presidente de la Fundación Fernando Núñez, Fernando Núñez Rebolo, para potenciar la riqueza del patrimonio cultural de la España interior, así como para acercar su cultura y su potente historia en el s.XXI de una forma amena, interesante y creativa.

Sin un sí es no

Advertisement

 

Se trata de una de las propuestas culturales más relevantes de la primavera desde Castilla-La Mancha para España: un festival que aúna la música, el teatro y la narrativa de nueva era para crear una puesta en escena contemporánea de los Oficios de Semana Santa. En definitiva, un proyecto inédito con el fin de convertirse en un referente de la innovación artística y cultural de la España interior.

 

LXXI Edición Fiesta de las Letras de Tomelloso 2022

 

Fernando Núñez, un mecenas del siglo XXI

Fernando Núñez manifestó durante la rueda de prensa ofrecida en el Monasterio haber sido siempre amante de la cultura y del arte. «Mi mujer es de Uclés; he visto el Monasterio casi en desuso, soñando en que podía ser el centro de un proyecto cultural desde el que explicar la historia de España, la de Uclés y la del propio edificio». Empresario de éxito y guiado por aquellas enseñanzas de un padre que le marcaron, «devolver a la sociedad lo que hemos recibido», su mecenazgo y filantropía han conquistado para el Monasterio de Uclés el título de Propuesta cultural más valorada en Castilla-La Mancha en 2021 por el Observatorio de la Cultura en España. Un reconocimiento sin duda al éxito conquistado por Cuenca, Uclés, Vía Láctea, un espectáculo de LaLAB, laboratorio de creación cultural de la Fundación Fernando Núñez.

 

El Festival

El primero de los espectáculos del festival es el Oficio de Tinieblas, un ​concierto de improvisación renacentista en el que se contraponen los responsorios de Tomás Luis de Victoria con las lamentaciones de Cristóbal de Morales, dos de los compositores fundamentales del Renacimiento español. De la interpretación se encargan La Academia de los Nocturnos y el Ensemble La Danserye, dos reconocidas formaciones musicales especializadas en música del Renacimiento. El teatro también forma parte de este espectáculo. Los textos de Eusebio Calonge, dramaturgo de la histórica e inclasificable compañía La Zaranda, y la fuerza interpretativa de la actriz Laura Gómez-Lacueva, transforman la esencia de los textos bíblicos en relatos del presente. Y todo acompañado de una escenografía audiovisual que crea la atmósfera propicia para conectar con uno mismo. El Oficio de Tinieblas se podrá disfrutar el jueves 14 y el viernes 15 de abril, a las 11:30 horas y el sábado 16, a las 20:50 horas. Este último concierto está incluido en la programación de la Semana de la Música Religiosa de Cuenca.

El Sábado Santo, una vez que concluye la representación del Oficio de Tinieblas, se pone en escena El enigma del Sepulcro, una pieza en directo de arte sonoro y audiovisual que se adentra en la interpretación contemporánea de un hecho conocido, pero no descrito en la Biblia: el tiempo que Jesucristo permaneció en el sepulcro. 

La Vigilia. Arte, música y gastronomía es el evento más experimental de Lux in Tenebris. Se trata de una lectura contemporánea de la Vigilia Pascual a través de siete miradas artísticas diferentes. Transcurre en la madrugada del sábado 16 al domingo 17 y ofrece una propuesta radicalmente innovadora, ya que desde la medianoche, cada hora hasta las 6 de la mañana, distintas estancias del monasterio acogen pequeños conciertos y performances. El canto renacentista de José Hernández Pastor, el concierto de organetto de la teclista histórica Cristina Alís, la música experimental de Julián Elvira, la percusión tecnológica de Miguel Ángel Orero o la propuesta del «experimentador» del sonido, Pablo Martin Jones, son las actuaciones confirmadas para esta madrugada, que se completa con flamenco y música electrónica. 

Y para concluir el festival, la emoción y la alegría protagonizan el concierto el Domingo de Resurrección. La Orquesta y Coro de la Comunidad de Madrid (ORCAM) interpreta una partitura universal: la Novena Sinfonía de Beethoven​.​ 

David Pérez: «Queremos fusionar la obra con el entorno y que el propio espectador sea parte del espectáculo»

Tal y como comenta David Pérez, director creativo de LaLAB y director ejecutivo de la Fundación Fernando Núñez, «se ha propuesto a los establecimientos del pueblo que se unan al espectáculo abriendo sus puertas de forma que el público transite entre las distintas localizaciones durante toda la noche». «Queremos fusionar la obra con el entorno y que el propio espectador sea parte del espectáculo», matiza.

 

La Fundación Fernando Núñez, cuyo objetivo es la puesta en valor del patrimonio histórico y cultural que atesoran la Villa y el Monasterio de Uclés, cabeza de la Orden de Santiago, diseñan y producen Lux in Tenebris para ofrecer un viaje que conecte lo terrenal con lo espiritual dentro de nuestra España latente. «Ofrecemos una alternativa de carácter introspectivo y espiritualidad contemporánea al ocio de Semana Santa, convirtiendo la comarca de Uclés en una referencia de este tipo de experiencia», explica Pérez.

 

En este contexto, los asistentes vivirán una experiencia de trascendencia y saldrán del espectáculo distintos a cómo llegaron «,con una huella marcada en sus adentros», ha explicado la Fundación. «Queremos poner en valor el patrimonio artístico de Cuenca para que el público pueda entender el arte sacro, la religión y lo sagrado, convirtiendo la provincia en un gran foco de arte global», matizan.

Miguel Ángel Albares: se contemplará una visión inédita de elementos iconográficos del arte de ocho siglos de la diócesis.

 

Por su parte, el Capellán Mayor de la Catedral de Cuenca y Director del Museo Diocesano, Miguel Ángel Albares, uno de los mayores conocedores de las obras de arte de la Catedral y de su Diócesis, compartió su «pasión» con Núñez por el edificio, por el arte, por su historia, por todo lo que le rodea. Pasión y conocimiento que tomarán protagonismo en Lux in Tenebris a través de las imágenes del reconocido fotógrafo conquense Santiago Torralba, que ofrecerán al público una visión inédita de elementos iconográficos elegidos de entre el arte de ocho siglos que alberga la Catedral de Cuenca, el Museo Tesoro y la diócesis conquense. «No solo se ha tratado de iluminar el texto de las Lamentaciones del profeta Jeremías en el Oficio de Tinieblas con paralelos iconográficos, sino también de crear atmósferas, ambientes al hilo de la narración». «A veces -continuaba Albares- no nos interesa un Greco, sino una grieta que descubrimos en la obra; a veces no nos interesa un rostro, sino una lágrima». «Con la ayuda de Santiago Torralba lo que hemos ido buscando es no solo contenido gráfico, sino la simbología que las imágenes del arte de ocho siglos nos han ido ofreciendo, para que luego trabajen con mucha libertad los fantásticos creativos del equipo de David Pérez y LaLAB, y puedan crear un mosaico de sensaciones, con un lenguaje novedoso».

 

Semana de Música Religiosa de Cuenca

Por otro lado, la ‘Semana de Música Religiosa de Cuenca’ (SMR) en colaboración con la fundación estrenará el 16 de abril el Oficio de Tinieblas, una experiencia que transforma la liturgia en una obra de arte integral (música, teatro y narrativa audiovisual) y creada por LaLAB, el laboratorio cultural de la FFN.

Manuel del Sol: «Recuperamos el patrimonio musical español y europeo»

Para el Doctor en Musicología y profesor de la Universidad de Salamanca, Manuel del Sol, «Lux in Tenebris será un verdadero espectáculo que nos posibilitará viajar en el tiempo a través de la recuperación del patrimonio musical español y europeo en una obra total del siglo XXI». «Viajaremos siglos atrás a través de la música, pero con un lenguaje vanguardista», matiza.  Asimismo, pone en valor la innovación de la LaLAB y la labor de la Fundación Fernando Núñez, por compartir junto al espíritu de la Universidad la «necesidad de preocuparnos porque nuestros descubrimientos y la ciencia tengan una verdadera repercusión social y se transformen en cultura para el pueblo». «Solo el Monasterio será testigo de ello», concluye.