Virgen de las Viñas Tomelloso
Feria y Fiestas Tomelloso 2022
Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

Continuamos con el siglo XIX, que fue fructífero en cuanto a autores que sin ser especialistas en novelas históricas dedicaron alguna de sus publicaciones a estos temas, sin que la calidad fuera disminuyendo por tener una dedicación especial por estas novelas de tradición.

LUIS DE EGUILAZ

Su nombre concreto era Dámaso Luis Martínez Eguilaz y Eguilaz y nació en Sanlúcar de Barrameda en la provincia de Cádiz en el año 1830. Su eficacia literaria se vio recompensada cuando publicó su primera obra titulada “Por dinero baila el perro”, estrenada en Jerez de la Frontera en el año 1844, teniendo el escritor catorce años.

A los quince años la familia se trasladó a Jerez de la Frontera donde realizó sus primeros estudios y al fallecimiento de su padre en 1849 se trasladaron a Madrid.

Realizó sus estudios en Madrid y se planteó licenciarse en Derecho y comenzó su labor literaria utilizando el pseudónimo de Licenciado Escribe.

Fue un gran observador de la problemática política de la época y un enorme participante de las famosas tertulias madrileñas que le permitieron darse a conocer, al mismo tiempo que adquirió grandes conocimientos sobre la sociedad de la capital.

Tuvo amistad con personas de la Corte que le favorecieron para que pudiera estrenar una primera obra importante en 1853, titulada “Verdades amargas” que tuvo un gran éxito y que le produjo una buena fama inicial.

En ese mismo año estrenó en el teatro del Príncipe su comedia “Las prohibiciones” con notable éxito.

Se puede mencionar como otro notable acierto la presentación en 1861 en el Teatro Variedades de Madrid la obra “La cruz del matrimonio”

 En su trayectoria produjo numerosas obras de tipo histórico y entre ellas se encuentran algunas como: “Las querellas del rey”, “El patriarca del Turia”, “La vaquera de la Finojosa” y otras.

Sorprende conocer que fue también escritor de libretos de zarzuelas como: “El salto del Pasiego” en 1879 con música de Manuel Fernández Caballero; “El molinero de Subiza” con música de Cristóbal Oudrid en 1870,estrenada en el Teatro de la Zarzuela de Madrid con más de trescientas representaciones y la  música de la Salve Marinera fua adoptada por la Marina española como su himno.

 Además, escribió obras históricas como “La espada de San Fernando” que se reimprimió, incluso en tiempos actuales (1986); “El talismán del diablo” y podemos ampliar su labor cultural con obras tan importantes como la nombrada “Verdades amagas”: “Los soldados de plomo” en 1865 y “La cruz del matrimonio” en 1860, y otras más.

 Falleció en Madrid en el año 1874, a los 44 años en la calle San Agustín de Madrid y está enterrado en la Sacramental de San Nicolás de Bari.

________________________________

*** Fue director del Archivo Histórico Nacional.

*** Colaboró con numerosos periódicos como: “El Bazar”, “La Ilustración”; Semanario pintoresco español”; “La correspondencia”; “El país”; “El imparcial”; “La ilustración de Madrid” y fue corresponsal de la “Voz de Cuba”.

*** Se reconoció que sus expresiones hicieron efecto en la sociedad y en las corrientes de opinión.