Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

La alcaldesa de Tomelloso, Inmaculada Jiménez y el concejal de Obras, José Ángel López Navarro, hicieron presentación de dos propuestas de mejoras de la red vial que se han remitido a la Diputación Provincial para su aprobación correspondiente.

El presupuesto global de las obras asciende a la cifra de 300.000 euros que serán invertidos en dos proyectos: Avenida Juan Carlos I y las calles del centro de la ciudad nombradas.

La alcaldesa recalcó el empeño del Ayuntamiento por dar a Tomelloso una situación de ciudad cómoda y accesible y que permitirán mejorar y dar consistencia a los distintos espacios revitalizando su uso y comodidad.

Semana de La Zarzuela en La Solana

El concejal de Obras precisó que las propuestas llevadas a la Diputación han tenido lugar el  día 15 de abril y hay que esperar que la Diputación los apruebe para posteriormente encarar la licitación de las obras.

Indicó que la remodelación de la Avenida Juan Carlos I es relativamente la más sencilla puesto que ya ha habido actuaciones previas y las modificaciones se refieren a trabajos y actuaciones por encima del nivel del suelo que facilitan su ejecución, consistiendo en demoler la acera y zonas de tierra, darle una estructura de hormigón y embaldosar los acabados y formar un boulevard peatonal, al mismo tiempo que se garantiza la circulación de personas con discapacidad en la movilidad. Además se cambiará el alumbrado de una de las aceras que no lo tienen con alumbrado de lámparas leed y se completará con nuevo mobiliario público.

El presupuesto asignado para esta obra es de un importe de 100.000 euros de los que el Ayuntamiento aportará 30.000 y el resto la Diputación Provincial y las obras se les ha asignado un plazo de ejecución de dos a tres meses.

En cuanto al segundo programa explicó que las obras son más complicadas toda vez que se actuará sobre el cambio de la red de saneamientos y sobre la red de agua, cambiando por nuevos materiales y que afectan a las calles: Palma, Montesa y Azucena fundamentalmente, por lo que las obras serán integrales, pues afectarán además al mobiliario, a la red de alumbrado y a la incorporación de algún apartado a la decoración de plantas y zona verde, así como al asfaltado.

El presupuesto de que está dotada esta obra es de 200.000 euros, donde el movimiento de tierras y el asfaltado cubrirán casi el cuarenta por ciento del presupuesto.

En el trozo de la calle Eliseo Ramírez se instalarán bolardos escamoteables para permitir el paso a vehículos con garaje e impedir que otros ocupen su espacio.

Estas obras se estima pueden realizarse en un período de cuatro meses.

El proyecto global de ambas actuaciones podrá desarrollarse a finales del 2019 y principios del año 2020.

Añadió que con estas obras se consigue hacer un modelo de ciudad asequible y moderna, que permita fomentar cualquier actividad con amplitud y comodidad.