Verum, Hazlo de verdad
Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

Con la idea de seguir reforzando la limpieza viaria de la ciudad el Ayuntamiento de Tomelloso ha contratado un servicio externo con Ferrovial cuyos trabajos ya están a pleno rendimiento. La principal novedad del servicio es que se está trabajando con una hidrolimpiadora y una fregadora en las principales calles y con varias brigadas de limpieza para reforzar aquellas zonas donde no llegan estas herramientas técnicas.

Los trabajos de limpieza con la fregadora y la hidrolimpiadora se están llevando a cabo en los paseos Don Antonio Huertas, San Isidro y Ramón Ugena, en la carretera de Ossa de Montiel, en las calles Juan Pablo II y Don Víctor, incluyendo la zona peatonal del paseo de las Moreras, y en la glorieta de María Cristina, en este último espacio en la zona de juegos infantiles. También se está actuando en las zonas peatonales del centro de la ciudad como la plaza de España, el pasadizo de Toledo y las calles Galileo, Doña Crisanta y en el tramo peatonal de Azucena. Se trata en la mayoría de los casos, de zonas en los que no se había actuado con esta contundencia desde hace años, por lo que los resultados de estos trabajos están resultando muy satisfactorios.

Este servicio adicional contratado por el Ayuntamiento incluye además apoyo en Romería a 9:00 h a 13:00 h, en Feria, durante diez días de 5:00 h a 11:30 h y los dos servicios con fregadora e hidrolimpiadora, de 40 jornadas de 7 horas cada uno. Este contrato que ha pasado de 33.000 euros en anteriores ejercicios a los 100.000 de este año, incluye también la ampliación de las brigadas para limpieza manual de calles, con 90 jornadas de siete horas, lo que se traduce en cobertura para unos cinco o seis meses.

Con estas medidas, el equipo de gobierno pretende hacer frente al déficit histórico que presenta el servicio de limpieza viaria, que ha estado siempre por debajo de las necesidades que tiene una ciudad de las características de Tomelloso. La idea es conseguir poco a poco un servicio estable con entre 25 y 30 trabajadores que, según las estimaciones, es el mínimo necesario para una ciudad como Tomelloso.

Hasta alcanzar este objetivo, el Ayuntamiento ha solicitado al Ministerio de Empleo, dentro del Plan Especial de Zonas Rurales Deprimidas 20 personas durante tres meses, que reforzarían el servicio y otras 30 a través del Plan Especial de Empleo de la Junta de Comunidades que se convocará en breve.

Cabe recordar del mismo modo que en 2016 el Ayuntamiento adquirió dos nuevas barredoras, de tres metros cúbicos de capacidad, con una inversión de algo más de 220.000 € con cargo a superávit municipal para sustituir a las dos que había obsoletas.