Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos
Libro Cuevas de Tomelloso

La secretaria general de CCOO Albacete, Carmen Juste, junto a Paco Gómez, responsable provincial de acción sindical y política sectorial de CCOO Albacete, han analizado la situación de la negociación colectiva y del empleo en la provincia de Albacete.

La secretaria general de CCOO Albacete ha destacado la necesidad de reactivar cuanto antes la negociación colectiva que deja a casi 61.000 personas trabajadoras sin un acuerdo “de 2020 quedan pendientes 5 convenios y 9 en 2021, que afectan a 21.800 y 39.100 personas trabajadoras de la provincia de Albacete, respectivamente”.

Juste ha reiterado la importancia del acuerdo sobre la extensión de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTEs) hasta el 30 de septiembre, indicando que son “una herramienta que tiene que servir para transitar la peor crisis económica que hemos vivido. Son un instrumento “clave” que ha salvado cientos de miles de empleos, que ha servido para reactivar nuestra economía”.

Juste ha ensalzado el acuerdo alcanzado “fruto del diálogo social”, marcado por una gran corresponsabilidad de los agentes sociales, organizaciones sindicales y patronal, que junto con el gobierno han buscado una “fórmula excepcional” para sostener el empleo. El diálogo social se ha convertido en la mejor práctica entre el gobierno y los agentes sociales, y esta prórroga, tiene que suponer esa transición hacia la recuperación económica”. 

Juste ha informado que a fecha de 30 de abril, hay 1.039 empresas en ERTE, que afectan a 2.493 personas trabajadoras, de las cuales 1.132 son hombres y 1.361 mujeres; dependiendo del tipo de ERTE, tras el Real Decreto-ley 30/2020 de 29 de septiembre, de medidas sociales en defensa del empleo, por Expedientes de regulación temporal de empleo por impedimento o limitaciones, tenemos en nuestra provincia a 58 y 261 personas afectadas, respectivamente. El total de personas trabajadoras afectadas es de 1.462; por ERTE de fuerza mayor 802 personas trabajadoras (364 hombres y 438 mujeres); y por ERTE ETOP 229 (116 hombres y 113 mujeres). Por ERTE de fuerza mayor hay 399 empresas afectadas y por ERTE ETOP, un total de 68 empresas. A día 14 de mayo tenemos a 2.218 personas trabajadoras afectadas por algún tipo de ERTE. Mientras dure la crisis sanitaria los ERTE tienen que seguir siendo la “herramienta fundamental para mantener el empleo”, ha remarcado Juste.

Sendos dirigentes sindicales han rechazado que en las propuestas de convenio no se contemplen subidas salariales en vista de la previsión de crecimiento para los dos próximos años. En este sentido, Gómez ha informado que el Índice de Precios de Consumo (IPC) ha presentado en mayo un aumento del 2,7%, lo que supone un importante avance y “es relevante a la hora de abordar los acuerdos de negociación colectiva en la provincia de Albacete”.

Gómez ha expuesto que el Producto Interior Bruto en el 2020 se redujo en un 10,8% y el consumo de los hogares un 12,4%. “Es indispensable si queremos tener un crecimiento económico sostenido en el tiempo, reactivar este consumo interno. El consumo interno se reactiva generando confianza en los hogares, se reactiva con el incremento de actividad económica. Y en la parte que nos toca a los agentes sociales, y aquí quiero implicar a las patronales y sindicatos, con el incremento de los salarios, incrementando la renta disponible de los hogares. Con lo cual, si no somos capaces de dinamizar la negociación colectiva en nuestra provincia, si no somos capaces de llegar a acuerdos con incrementos salariales en nuestra provincia, la provincia se para. Así de claro”, ha remarcado Gómez.  

La situación es mala, y no nos vamos a andar con muchas historias. En algunas mesas de negociación escuchando a las patronales da la sensación de que la situación solo es mala para ellos. Aquí, quiero poner en valor a las trabajadoras y trabajadores que durante la época de crisis lo han pasado bastante peor que las empresas. Estas personas trabajadoras han estado en primera línea, han arriesgado sus vidas y han demostrado ser esenciales”.

“Cuando hablamos de los ERTE como una herramienta indispensable para mantener el empleo durante esta crisis, no se nos debe olvidar que las personas que han entrado en ERTE han cobrado un 70% de su salario, en el mejor de los casos. Las trabajadoras y los trabajadores han sido los primeros en pagar las consecuencias de esta crisis”.

“No todos los sectores están mal ni todas las empresas se han visto igualmente afectadas por la crisis. Vamos a ser claros, hay sectores como la hostelería y el turismo que sí se han visto fuertemente afectados, pero tenemos otros sectores como el de la limpieza y ayuda a domicilio que no han tenido la misma afectación ni muchísimo menos. Por el contrario, este sector ha tenido un importante incremento en su actividad económica. Con la patronal de la limpieza como sabéis tenemos un conflicto abierto, que afecta a más de 6.000 personas, en su mayoría mujeres, a las que sus empresas quieren congelar salarios y recortar pluses y derechos. Nadie me va a decir que este sector se ha visto afectado por la crisis porque no es cierto, al igual que ocurre con el agroalimentario, entre otros”.

“Ante las previsiones de crecimiento económico en torno al 12% para los próximos dos años, según los datos aportados por distintos organismos como la OCDE y la Comisión Europea, entre otros, que estiman una previsión de crecimiento en torno al 5,9% y 6,3% para el 2021 y 2022, respectivamente, y con el aumento del IPC del 2,7%,  no podemos hablar de cerrar acuerdos con congelaciones salariales. Esto no puede ser”, ha dicho Gómez.