Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

Por sus bonitas características naturales y por tener la posibilidad de  permitir dar un paseo por los parajes naturales  a pleno campo, merece la pena visitar de vez en cuando algunas rutas que nos permitan llegar y conocer  las numerosas cascadas de agua de nuestras poblaciones, que, sin duda, son abundantes en las distintas sierras de nuestra Comunidad Autónoma.

En esta ocasión hemos buscado una cascada que nos permite esta posibilidad, además de poder contemplar y disfrutar del mismo municipio donde se encuentra que no es otro que  Letur, que es donde hemos estudiado su entorno.

LA CASCADA DE LETUR

Esta cascada es de fácil acceso y se encuentra a unos cuatro kilómetros de la localidad de Letur y cuya pista está muy accesible hasta casi el final de la ruta. La ruta comienza desde el mismo pueblo y al poco tiempo se encuentra un mirador llamado de la Artezuelo, desde donde se puede contemplar un bonito paisaje. Continuando la ruta se pasa por un pequeño puente de madera que cruza el arroyo Letur y en el mismo camino encontraremos  unos edificios que fueron utilizados como central eléctrica, llamada de Los Pradillos, que se instauró en el siglo XX, mediante una pequeña presa realizada en el arroyo, hoy en día sin funcionamiento. Un poco más adelante nos encontraremos con otros edificios que correspondieron a un anterior molino para la fabricación de papel y un poco más adelante, ya nos encontramos la pequeña cascada en un entorno de gran belleza y en cuya poza se puede utilizar para bañarse y que se denomina el “Charco Pataco” que es una pequeña caída de agua proveniente del nacimiento de un manantial, que finalmente acaba en el arroyo de Letur y supone una zona también de gran belleza que permite se puede aprovechar para zona de baño.

 La zona se encuentra bajo el llamado Paraje del Regalí de gran riqueza de fauna y flora.

Al regreso se puede contemplar la localidad de Letur que como sabemos su nombre  quiere decir  “agua profunda”.

Letur es una población existente desde el Paleolítico por restos encontrados en cuevas y cárcavas que todavía existen ubicada en plena Sierra del Segura y llamado el pueblo de las aguas por su abundancia y conocida como La Perla de la Sierra del Segura.  La población está sostenida en un conjunto rocoso a 750 metros de altitud y a su alrededor se encuentran numerosas ermitas y hasta llegó a existir un castillo hoy desaparecido, aunque se conservan algunos arcos. Además la localidad este llena de continuas fuentes de agua en todo la población.

Letur

Tampoco se puede dejar de visitar en la localidad el llamado Charco de Los Canales que puede considerarse como una piscina natural.

Cuenta con su Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de finales del siglo XV, mandada construir por la Orden de Santiago.