Virgen de las Viñas Tomelloso
Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Gijón a un “groomer” que, presuntamente, acosaba a niñas de edades comprendidas entre los nueve y los 17 años. El arrestado simulaba ser menor de edad en las redes sociales –en realidad tenía 41 años- para ganarse la confianza de las niñas para, posteriormente, llegar a manipularlas psicológicamente hasta conseguir que le enviaran imágenes de contenido sexual.

Las investigaciones comenzaron tras una denuncia interpuesta por una madre en la localidad gaditana de Algeciras donde informaba que su hija, de 12 años, estaba siendo víctima de un individuo que, a través de sus cuentas de redes sociales, la manipuló hasta conseguir que le enviara imágenes sexuales degradantes de sí misma. La influencia sobre ella era tan fuerte que la menor llegó a desarrollar dependencia psicológica de su agresor.

Dos días más tarde, otra madre presentó en Castellón otra denuncia de características similares. En esta ocasión, la niña, también de 12 años, estaba tan manipulada que no solo había enviado imágenes sexuales de sí misma, sino también de su hermana de nueve años.

Simulaba ser menor de edad

Los investigadores constataron que el detenido iniciaba su estrategia haciéndose pasar por un menor. Posteriormente, a medida que conseguía subyugar a las niñas, iba reconociendo una edad y situación más próxima a la realidad, con vistas a establecer un futuro contacto físico con ellas. En su manipulación incluía órdenes y comentarios muy soeces que sus víctimas se veían obligadas a seguir.

La investigación se centró en los datos técnicos obtenidos en sus perfiles de redes sociales que permitieron identificar al responsable, un varón residente en Gijón, de 41 años, casado y con un hijo. De hecho, en 2014 aprovechó una ocasión que paseaba a su hijo por los jardines de su urbanización para establecer contacto con una menor que tenía 14 años, y a la que acabó agrediendo sexualmente. Por estos hechos fue condenado en firme a dos años de cárcel, pena que se encontraba suspendida de ejecución.

Detención y registro de sus dos viviendas

Con la información obtenida gracias a la coordinación de los especialistas en la lucha contra la ciberdelincuencia de la Policía Nacional, se llevó a cabo la detención del investigado. Autorizados por el juzgado, se realizaron sendos registros en los dos domicilios que ocupaba en un mismo bloque de viviendas, en los que se incautó gran cantidad de material informático. Su análisis arrojó suficientes evidencias de ser el autor de los hechos, haciendo uso de un mismo teléfono para acosara las niñas y tener configuradas varias de las cuentas de sus redes sociales correspondientes.

Posteriormente, y tras analizar el material intervenido, se descubrió que acosaba a otras seis menores más, todas ellas de entre los 12 y los 17 años. Una vez acabado el análisis, los agentes lograron su localización y toma de declaración a cada una de ellas.

Supervisión de los menores

Desde la Policía Nacional se recuerda que los menores deben estar supervisados durante su navegación y que es conveniente que no dispongan de sus teléfonos móviles u otros medios de conexión mientras estén en sus habitaciones solos.

.