Virgen de las Viñas Tomelloso
Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

En plena vendimia, la Asociación de Industrias Vitivinícolas Europeas (AIVE) ha hecho balance de las acciones desarrolladas en los primeros meses de este año.

Su presidente, Lorenzo Delgado, destaca que AIVE nació motivada por la inquietud actual de las distintas industrias que componen el sector agroalimentario y, en concreto, del sector vinícola.

Mejor conectados - Telefónica

Entre sus principales objetivos se encuentran estar presente en las mesas de negociación, tanto españolas como europeas; transmitir a la opinión pública la importancia de esta actividad o mantener firme y fuerte la buena imagen del vino en los mercados nacionales e internacionales.

Para seguir adquiriendo relevancia a todos los niveles, Delgado hace un llamamiento a las diversas asociaciones, entidades, industrias y bodegas para que se adscriban a la Asociación de Industrias Vitivinícolas Europeas para fortalecer el sector; potenciar su defensa en común y fomentar y favorecer la actividad empresarial.

Para ello, indica que toda empresa que se identifique con estos postulados y quiera formar parte de la Asociación puede hacerlo por las siguientes vías:

-Teléfonos: 926 162 130 ó 926 699 107

-Email: secretariatecnica@aivevinos.es

En lo que va de este 2023, AIVE ha expresado su oposición y disconformidad con las nuevas medidas contra el consumo de alcohol, que no especifican el tipo de alcohol ni la cantidad, siendo una recomendación genérica, sin ninguna base científica ni sanitaria.

Otro de los caballos de batalla de AIVE ha sido la Ley de la Cadena Alimentaria, posicionándose en contra de la exclusión de las cooperativas agroalimentarias del Registro de sus Contratos Alimentarios, “un claro agravio comparativo” con las empresas, lamenta Delgado.

Destilación de crisis

La solicitud de la destilación de crisis, ante la situación actual del mercado del vino, ha sido otra de las principales reivindicaciones de AIVE, defendiendo la necesidad de esta destilación para obtener alcohol de calidad vínico y dejar de utilizar alcoholes industriales para la fabricación de vinagres, bebidas espirituosas y/o para uso farmacológico.

En ese sentido, solicitaron que desde el Parlamento Europeo se inste a tener en cuenta dicha petición y a publicar una directriz a los países miembros productores de vino para que adopten las medidas necesarias para realizar la destilación de la cantidad que resulte necesaria de millones de litros de vino, con apoyo financiero de las administraciones públicas.

Además, han propuesto a los distintos estamentos nacionales y europeos que estudien con urgencia las normas de etiquetado de los vinos y vinos aromatizados, bebidas refrescantes, energéticas, zumos y derivados, obligando a comunicar la lista de ingredientes y la declaración nutricional de todos los vinos producidos y etiquetados a partir de diciembre de 2023.

.