Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

Hablamos con Lorenzo Martínez de la Panadería Feliciano Martínez a la que el próximo 28 de agosto se le va a reconocer como Viñador en el Ámbito Económico en esta Feria y Fiestas 2021, primera después de un año muy duro.

¿Qué supone para Panadería Feliciano recibir este reconocimiento?

Para nosotros es un honor muy grande, después de 61 años que llevamos de trayectoria recibir un reconocimiento de este calibre por parte de nuestro pueblo, que es el pueblo que nos ha hecho grandes, es muy grande este reconocimiento.

¿Cuáles son los orígenes de Panadería Feliciano?

Reto 2022

Los orígenes del negocio parten de mi padre en la postguerra, entró de panadero en una panadería que había aquí, era la "Panadería de Pedrero", era harinera y panadería. La guerra truncó la idea de estudiar de mi padre, porque mi abuelo era maestro albañil y tenía la ilusión de que su hijo estudiara para arquitecto o aparejador; pero la guerra truncó esta idea y entró con 12 años como panadero, donde estuvo unos 20 años en Pedrero. Con unos 32 años, emprendió su camino en solitario, compró los derechos de otra panadería. En esos años para poder abrir una panadería debías comprar los derechos de otra, estaba regulado de esta manera.

En 1960, en la calle Oceanía, 1 comenzó la andadura, con pocos medios económicos, con un horno moruno y maquinaria usada, así comenzó, posteriormente se fue renovando.

¿Cuál es la diferencia entre ese primer horno moruno y los utilizados posteriormente?

Libro Cuevas de Tomelloso

Un horno moruno es un horno estático, los utilizados posteriormente eran giratorios, los hornos morunos llevaban donde se cocía el pan llevaban la leña, esos hornos había que barrerlos porque hacían cenizas y manchaban el pan por debajo, esos hornos son primitivos, ya no se ven, salvo en alguna panadería que sea muy antigua no se ven.

¿Cómo llevó la Panadería Feliciano Martínez el trabajo durante la parte más dura de la pandemia?

Con mucha tensión, porque cualquier contagio que se produjera en la cadena de producción podría suponer el cierre de la panadería, nosotros tuvimos bajas y nos tuvimos que reforzar con varias personas, que mantenemos a día de hoy, porque la pandemia nos reforzó.

El reparto a domicilio supuso que mucha gente pudiera probar nuestros productos que antes no los había probado, y mucha gente se quedó y mantiene el consumo de nuestros productos, podemos decir que hemos salido reforzados.

¿Cuáles son las líneas de vuestro negocio?

Panadería y bollería es la base de nuestro negocio, hoy en día hemos reforzado con la pastelería que nos ha ayudado a avanzar. Aproximadamente hace un año y medio, contratamos a un maestro pastelero, muy bueno, y comenzamos una sección más.

El futuro de la panadería sería mantenerse. Como podéis ver cada vez quedan menos panaderías y cualquier pequeño comercio han ido desapareciendo, las grandes superficies se han ido comiendo todos estos pequeños negocios.

Las grandes superficies llevan una política de precios muy fuerte, con una política de marketing muy grande, nosotros lo que podemos ofrecer es calidad y servicio, son nuestros puntos fuertes para poder hacerles frente. No entramos en competencia con ellas, porque no podemos, nosotros ofrecemos la calidad y el servicio a nuestros clientes, nosotros fabricamos de una manera más artesanal, más como toda la vida y seguiremos así. Tenemos nuestra parte del mercado.

El servicio a domicilio, creció durante el encierro, ¿se mantiene?

Se mantiene, es un punto fuerte, nosotros tenemos 4 despachos de pan físicos, pero tenemos 11 repartos de pan a domicilio por encargo.

Es un servicio que a la gente le viene bien, es cómodo, hemos abierto más repartos para que sea más cómodo para nuestros clientes, pero el volumen se mantiene, considero que se mantendrá con los años.

Mi padre desde que abrió la panadería comenzó con el reparto, en un primer momento fue con la bicicleta, posteriormente con el primer carromoto y luego con la furgoneta, yo recuerdo el carromoto que era con el que nos desplazábamos, al pantano, a las excursiones.

El reparto no es solamente para Tomelloso, también realizamos reparto en Argamasilla de Alba sobre todo a Hostelería.

Hemos oído que ayudasteis durante la reapertura de la hostelería en 2020

Sí, creímos conveniente apoyar la reapertura de la hostelería dentro de nuestras posibilidades, hicimos una rebaja de casi un 60%, le pusimos precios casi de coste durante los meses de junio y julio del 2020. Hicimos lo que estuvo en nuestras manos.

Quiero reiterar mi agradecimiento al pueblo de Tomelloso, y a nuestra clientela, que es el mayor patrimonio que tiene nuestra panadería.

Panadería Feliciano Martínez

Panadería Feliciano Martínez

Panadería Feliciano Martínez