Virgen de las Viñas Tomelloso
Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

Pues sí este militar español estuvo en Tomelloso como consecuencia precisamente de su trabajo como militar en la primera guerra carlista.

Este personaje nació en el pueblo de Ventosa en la Rioja en 1791 y falleció en Hyeres en la Provenza francesa en 1844.

Fundación Elder

 Sus primeros pasos se encuentran siendo maestro en la localidad de Huércanos en la provincia de Logroño, ya casado. En 1809 participó en la Guerra de la Independencia española en lucha contra los franceses y al regreso consiguió un puesto de notario en la villa de Alesón, también en Logroño.

 Su actividad político militar ya se conoció durante los años 1820-1823, en el Trienio Liberal, al enmarcarse en contra de los liberales y también con la forma de gobierno de Fernando VII y estuvo trabajando como recaudador de bulas hasta el año 1833 en Calahorra y La Calzada,

Anúnciate en Cuadernos Manchegos

Se unió al partido carlista y ya como militar estuvo recorriendo distintas zonas de la región vasco-navarra y posteriormente pasó el Ebro atacando diversas poblaciones  de La Rioja, Soria y Burgos, formando parte de lo que se llamó la Expedición Real, que no fue otro acontecimiento que el intento que tuvo lugar por parte de Carlos María Isidro de llagar hasta Madrid, para allí retirar a su sobrina Isabel II del reinado, pero para ello tenía que disponer de fuerzas suficientes, por lo que se desplazó hasta el Maestrazgo para unirse con las fuerzas del general Cabrera, denominado “el tigre del Maestrazgo” y cuartel general de los carlistas.

 Durante el recorrido fue acompañado precisamente por  este personaje y tuvo una resonante victoria en la localidad de Villar de los Navarros en la provincia de Teruel, pero el candidato a rey desistió del intento.

De regreso al país vasco-navarro, los carlistas decidieron que Basilio García se reuniera con el general Cabrera en el Maestrazgo y así el 29 de diciembre de 1837 había cruzado el Ebro y estando ya próximo a encontrarse con Cabrera  y después haber pasado por Calatayud y Peralejo de las Truchas tuvo un enfrentamiento con enfrentamiento con el general isabelino Ulibarri teniendo que cambiar de  recorrido y el día 23 de enero de 1838 pasó por Tomelloso con 1.500 hombres pernoctando en la localidad.

Siguiendo la ruta sur se unió con el general Tallada en El Bonillo y tomaron Úbeda. Los acontecimientos que sucedieron fueron muy relevantes, pues Basilio García volvió a Úbeda y luego se encaminó Navas de Tolosa y llegó a Calzada de Calatrava y allí se produjo el hecho más alarmante porque habiéndose refugiado parte de la población en la iglesia la incendió y según los datos entre unas 150 a 200 personas fallecieron a consecuencia de las llamas. Posteriormente prosiguió con su huida y pasó por Puertollano, Almadén y en Valdepeñas fue atacado por las tropas del general Flinter, perdiendo y dejando destrozada su tropa. Consiguió regresar al país vasco-navarro.

 Aunque en 1839 le adjudicaron el cargo del Consejero Supremo de la Guerra, su disparidad con el general Maroto lo produjo tener que ir al exilio a Francia, pero, no contento, regresó de nuevo en el mismo año para atacar a Maroto. Después del final de la primera guerra carlista con el Convenio de Vergara, huyó a Francia, pero fu retenido por soldados divergentes, pero en la confusión de la disputa consiguió huir a Francia donde murió sin recursos económicos.

Datos obtenidos de Internet, Hemeroteca Digital, Revistas de Cuadernos Histora16; Nueva Historia, Historia y Vida y del Extra “Carlistas contra Isabelinos” 1976 y documentación propia de Historia.

 

.