Virgen de las Viñas Tomelloso
Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

Es sinceramente apreciable que la apertura de caminos que lleven a igualar los  mismos retos que los hombres es una lucha que la mujer sigue demostrando y que cada vez son más reales y nada discutibles, pero esa tendencia de igualación conduce a realidades que los hombres no han sabido o no han querido comprender, cuando en realidad las igualdades se producen de una manera natural y lógica, a pesar de las reticencias de la sociedad de que algunos de estos hechos se hagan realidad.

En este caso de apertura de nuevas actuaciones y/o actividades de la mujer  quedó demostrado por  el personaje que en este artículo les presentamos.

Cooperativa virgen de las Viñas de Tomelloso

KATHERINE SWITZER

Plantaciones Agrícolas - Directorio de Empresas

Su nombre es Kathrine Virginia Switzer, “Kathy” y nació en Alemania en la localidad de Amberg en el año 1947 y es de nacionalidad estadounidense.

Además de destacar como  periodista y comentarista de televisión, también lo hizo como atleta.

Es necesario señalar que en el  mundo del deporte desde 1928 la opinión generalizada, y especialmente en el olímpico, es que la mujer no estaba preparada para realizar carreras de larga duración, pues se suponía que terminaban totalmente agotadas.

 Sin embargo, desde 1896 se conocen mujeres que han realizado la prueba de los 42 kilómetros-desde luego fuera de concurso oficial- con una primera marca 4 30´ y en sucesivas pruebas- siempre no oficiales- se llagaron a bajar estos tiempos hasta las 2 20`30”.

 Sin embargo, hasta 1984 no se aceptó la realización de la maratón femenina  en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles, con una victoria de la ganadora de 2 25`52”.

 Volviendo  nuestro personaje, esta mujer se hizo famosa por ser la primera que participó en una maratón masculina acabando la carrera y fue una de las causas que indujo a que posteriormente se admitiera la participación oficial de las mujeres en una maratón.

Con esta actuación quedó demostrado que el sexo femenino también es capaz de cumplir 42 kilómetros, ante algunos personajes estén dudosos de tal adaptación.

Los sucesos ocurrieron cuando “Kathy” se inscribió en la  maratón  de Boston, celebrado en 1967, donde se inscribió junto con su novio en esta prueba con la anotación K.W. Switzer.

 La carrera comenzó sin que nadie se apercibiera del  sexo, acompañada de su novio y cuando llevaba un tiempo de carrera, el vehículo que transportaba la prensa y los comisarios de la carrera, uno de ellos se dio cuenta que la que corría con el dorsal 261 era una mujer. Inmediatamente el comisario se bajó rápidamente del vehículo y exigió a “Kathy” que le devolviera el número y dejara de correr con gestos agresivos. El comisario volvió a insistir sobre la marcha intentando arrancar  el número del dorsal llegando a molestar seriamente a la deportista, hasta que su novio empujó al comisario sacándole de la carrera, animando al  mismo tiempo a “Kathy” a que corriera con más ganas.

Estos hechos fueron filmados y produjeron un gran impacto en las masas sociales y fueron el origen de permitir correr en las carreras oficiales con dorsal a las mujeres y que posteriormente se convirtió en la admisión en los Juego Olímpicos del Maratón femenino.

 Finalmente nuestra “Kathy” terminó la carrera después de 4 horas y 20 minutos.

*** Como referencia podemos indicar que el récord masculino en los Juegos Olímpicos es de 2 06` 32 “ y en el femenino de 2 23` 07”.

*** Recordar que  la distancia definida oficialmente es de 42, 195 metros.

*** Fue ganadora del maratón femenino de Nueva York en 1974 y segunda en 1975 con una marca de 2 horas 51 minutos y 37 segundos.

.