Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos
Libro Cuevas de Tomelloso

No cabe duda que Cervantes hizo un extenso tratamiento al sector femenino, siempre con voluntad de sensibilidad, de afecto y de un tratamiento al menos respetuosos incluso para aquellos personajes menos adecuados, pero la imagen de la propia Dulcinea, como otras mujeres que aparecen en su repertorio como  Maritornes, Melisendra, Marcela, Luscinda, Camila, Teresa Panza y Pastora Marcela, por ejemplo, cubren sobradamente la mentalidad que aplica en El Quijote a los personajes femeninos inventados o reales literariamente.

En nuestro caso sacamos a colación a Casildea de Vandalia que en el capítulo XII y XIV de la segunda parte aparece nombrada ya referida  por el Señor del Bosque o Señor de los Espejos, que la presenta como su amada.

 La trama inventada por el bachiller Sansón Carrasco se fundamenta en hacer que don Quijote  se envalentone haciéndole creer que su amada es mejor y más bonita que su Dulcinea en un primer paso y en un segundo haciéndole creer que había vencido al mismo don Quijote en un combate. Con esta estratagema se intenta que don Quijote sea vencido en duelo y deje de seguir pensando en las aventuras de los caballeros andantes.

Así a los oídos de don Quijote y. como si no se diera cuenta, comentaba las cualidades de su dama:

…¡Oh la más hermosa y la más ingrata mujer del orbe! ¿Cómo que será posible, serenísima Casildea de Vandalia, que has de consentir que se consuma y acabe en continuas peregrinaciones y en ásperos y duros trabajos este tu cautivo caballero? ¿No basta ya que he hecho que te confiesen por la más hermosa del mundo todos los caballeros de Navarra, todos los leoneses, todos los tartesios, todos los castellanos y finalmente todos los caballeros de la Mancha?

El párrafo es para cabrear a don Quijote, pero además en el capítulo XIV el señor del Bosque vuelve a insistir, recopilando todos los trabajos que le encarga hacer su Casildea de Vandalia con la esperanza de obtener alguna recompensa y que después de cumplir grandes hazañas no las obtiene y más cuando le dice a don Quijote:

          “Pero de lo que yo más me precio y ufano es de haber vencido en singular batalla a aquel tan famoso caballero don Quijote de la Mancha, y héchole confesar que es más hermosa mi Casildea que su Dulcinea; y en solo este vencimiento hago cuenta que he vencido todos los caballeros del mundo, porque el tal don Quijote que digo los ha vencido a todos, y habiéndole yo vencido a él, su gloria, su fama y su honra se ha transferido y pasado a mi persona, y tanto el vencedor es más honrad
cuanto más el vencido es reputado así que ya corren por mi cuenta y son mías las inumerables hazañas del ya referido don Quijote.”

Pero al bueno del Bachiller Sansón Carrasco le fallan sus cálculos porque su caballo se queda paralizado y su fama, nunca mejor dicho, queda  por los suelos, por lo que finalmente malherido y atendido por don Quijote se proponen buscar otras soluciones.

Tampoco se debe dejar a un lado las conversaciones mantenidas entre los dos escuderos en al capítulo XIII y XIV que son otra de las curiosas formas de dar personalidad a cada personaje.

Curiosidades

He encontrado sin que tenga que ser la única calle dedicada a este personaje, muy poco relacionado en general en la obra, en las calles de Madrid, y se encuentra en el distrito de Fuencarral en la barriada d Nuevo Toboso, desde la calle Campo de Montiel a la calle Cueva de Montesinos, con una longitud de 107 metros, siendo aprobado en el año 1991 y además un libro de poesías dedicado a este personaje con el mismo título, escrito por la poetisa colombiana Guiomar Cuesta Escobar en el año 2008.