Virgen de las Viñas Tomelloso
Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

Vamos ultimando las localidades donde existe algún monumento a Cervantes y sus personajes. Salvo en algún caso excepcional, hemos omitido el sinnúmero de homenajes que ha recibido en forma de placas conmemorativas que se encuentran en muros y lugares también públicos y que se pueden observar por los paseantes de muchas ciudades españolas que también son acreditativas del recuerdo de Cervantes y que sería imposible poderlas relacionar de nuevo, esperando una mejor ocasión para poder relacionarlas todas.

CASTILBLANCO DE LOS ARROYOS (Sevilla)

Bonita población en la sierra, incluid dentro de la Ruta de la Plata.

En un bonito y cuidado Parque de Cervantes. Cruz Alta, a la entrada de la población por su parte sur, encontramos este curioso monumento.

Castilblanco es una localidad nombrada en el la obra de Cervantes, concretamente en su novela ejemplar “Las Dos Doncellas”, que debe su popularidad cuando Miguel de Cervantes durmió es esta ciudad en la época en que era recaudador de impuestos reales cuando realizaba viaje hacia Extremadura.

 El monumento es obra del escultor Manuel Castaño Beza y se trata de una gran pirámide cuadrangular, donde aparecen en medio relieve el personaje de Cervantes y escenas de su obra, incluidas la de las “Dos doncellas”.

Cervantes en Castilblanco de los arroyos

Existe un texto esculpido con la siguiente leyenda:

“Cinco leguas de la ciudad de Sevilla está un lugar que se llama Castilblanco y en uno de muchos mesones que tiene, entró un caminante…”

El monumento está esculpido en sus cuatro caras con piedra blanca caliza.

BÉJAR (Salamanca)

Ya describimos un monumento anterior en esta ciudad, pero, además, en el año 2016 y enfrente del Teatro Cervantes se inauguró un monumento donde aparecen las dos figuras de don Quijote y Sancho.

En la celebración del Año Cervantino tuvo lugar esta inauguración y el autor del monumento fue el madrileño Pedro Requejo Novoa.

El monumento muestra a don Quijote y Sancho en un banco, en el que don Quijote se encuentra con la armadura algo destrozada con un pie en el banco, la cabeza alta y la mano izquierda extendida en alto y en su mano derecha un pliego de papel extendido.

Cervantes en Béjar

La posición indica que don Quijote está haciendo un parlamento, mientras que Sancho, cómodamente sentado y con una sonrisa en los labios en señal de gozo, empuña una bota de vino con intención de llevarse su contenido a la boca.

En el soporte izquierdo del banco se puede apreciar una placa bronceada con la siguiente leyenda:

En el año 1605 vio la luz la inmortal obra del Ingenioso Hidalgo don Quijote de La Mancha, don Miguel de Cervantes Saavedra, gracias al mecenazgo del duque de Béjar. El magno novelista dedicó en su obra al duque de Béjar. Por ello el nombre de esta ciudad aparece antes de otras ciudades, villas y lugares de España.

Béjar a 19 de agosto de 2016”.

.