Virgen de las Viñas Tomelloso
Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

El suceso ocurrió en una localidad de Murcia, donde se detuvo a una persona acusada de haber asesinado a su compañero de piso de forma salvaje, hechos que ocurrieron en setiembre del 2008 y cuando el asesino intentó huir de la Guardia Civil les hizo frente con un cuchillo.

Fundación Elder

El propio asesino declaró haberlo realizado a su compañero de piso y por ese motivo fue acusado de asesinato, de profanación de cadáver y de resistencia a la autoridad.

Narrar lo que hizo este personaje con su compañero de piso resulta muy difícil de entender.

Anúnciate en Cuadernos Manchegos

El fallecido fue golpeado con un palo en varias ocasiones, después le cortó el cuello y además con un destornillador la atravesó el pulmón y el corazón y terminó ahogándolo.

Para evitar ser encontrado el cadáver lo mantuvo durante un tiempo en el frigorífico atado y posteriormente lo introdujo en una tinaja de vino que existía en la bodega del inmueble, al mismo tiempo que le cortó un dedo que guardaba en el frigorífico y que después llevaría en el bolsillo.

Finalizado el juicio el asesino fue condenado por la suma de los tres delitos a 20 años y nueve meses de prisión.

Turismo de Semana Santa 2024

Advertisement

Lo más interesante son las explicaciones, razonamientos y alegaciones que se produjeron por parte de la defensa del asesino.

Explicó que la causa del asesinato se había producido porque su compañero de piso estaba bebido y se drogaba y el día de los hechos no le daba conversación.

También se añadió que desde pequeño había sufridos malos tratos de su padre, incluso con grandes palizas lo que la produjeron traumas de tipo mental, pero añadiendo que si volviera a ocurrir las circunstancias volvería a hacer lo mismo.

Se incluyó que la razón del asesinato era del de comerse a la víctima y durante un tiempo a este asesino se le estuvo llamando “como el caníbal de Murcia”.

Este personaje gozaba de permiso penitenciario y no había cumplido su obligación de regresar a prisión.

Desde luego el historial previo policial de este asesino era digno de resaltar:

Tres condenas por robo, una con fuerza y dos con violencia e intimidación; una condena a multa por daños, y una multa por quebrantamiento de condena desde el año 2004 al 2007.

Finalmente, y a pesar de todas las alegaciones y aportaciones encaminadas a dar alguna explicación verosímil del motivo del asesinato, se terminó aduciendo que todo el hecho estaba programado y deseado por su autor, por lo que no hubo eximentes para disminuir la pena adjudicada.

 Parece ser que el destino del dedo cortado era una amenaza que pensaba mostrar el asesino a un vecino que le acusaba de robo y tenía un juicio pendiente con él, de manera que se lo pretendía mostrar como una amenaza.

 El juicio se realizó en el año 2012, habiéndose anulado en el año 2010.

.