Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

Aquellos que tengan un sueño que no dejen de sembrar el mundo con los sueños para impedir que se pierdan en las noches sin lámparas. Sin una gota de agua unida a otra la lluvia no nos visitaría. Ni tampoco si el afán diario sería posible los proyectos surgidos en la mente responsables de todos los avances que la humanidad ha conseguido. Por eso hay lugar para un poema nuevo a pesar de que se han escrito anteriormente poemas bellísimos. Un papel en blanco es suficiente espacio para descolgar en él pasiones y tristezas colgadas de alegría e ilusiones, que suplican o vencen desesperación, repartidas entre las letras de un verso. Increíble milagro cuando deletreamos ese mensaje único dentro de la caligrafía de un poema.

Oretania es desde hace once años ese cuadro adornado de letras del abecedario gracias al sueño y afán de Julio Criado. Quizá se hubiera quedado en un sueño incluso escondido entre los pliegues de sus neuronas si al editor que él es, le hubiera faltado fe. Claroscuros de excesos fue el encuentro del coordinador con aquél sueño de mimbre o mejor de espartario tesón, el que acumula Luis Díaz-Cacho Campillo, fiel desde hace once años, de llevar el timón de la cita anual de congregar poetas para hacer posible el sueño de ver, a año tras año, un nuevo libro de poesía.

Los libros son mares de tesoros ocultos. También una cascada repentina que nos inunda el alma de color, aunque en ese momento de lectura no despunte el día sobre nuestras cabezas y, sí vemos clarear desde sus páginas. Porque cuando sostenemos un libro el tiempo trascurre de inmediato o se queda varado en playas infinitas. Palabras en silencio, es el titulo del libro de este año por donde se asoman veintitrés poetas de la provincia de Ciudad Rea con su preñez de versos arrojados al libro.  Veintitrés poetas vestidos de igualdad sin restricciones ni reservas escriben o denuncian, sobre desigualdad y defensa de la mujer.

Al abrigo de Julio Criado y Luis Díaz-Cacho Campillo,  se llena de metáfora y hallazgos poéticos el idioma materno del libro “Palabras en silencio”  gracias a  Jesús Alfredo Sánchez, Antonia Cortés,  Antonia Piqueras, Charo Bernal, Cristina Díaz, Diana Rodrigo, Elisabeth Porrero, Eloísa Pardo, Eusebio Loro, Juan José Guardia, Luis Díaz- Cacho, Luis Romero de Ávila, Manuel Muñoz, Mari Carmen Romero de Ávila, María Antonia García, María José Redondo, Martin Gómez, Miguel  Galanes, Pilar Serrano, Ramón Aguirre,  Santiago Romero de Ávila, teresa Sánchez y Natividad Cepeda que escribe esta crónica .

El prólogo es de Araceli Martínez, Premio Francisca de Pedraza contra la violencia de género, exdirectora del Instituto de la Mujer de la Junta de Castilla-La Mancha. Este premio, ha sido concedido por la asociación Mujeres Progresistas de Alcalá otorgado por mayoría absoluta, y ha sido galardonado gracias a su impulso y desarrollo de La Ley 4/2018, de 8 de octubre, para una Sociedad Libre de Violencia de Género en Castilla-La Mancha.

Las ilustraciones son de la pintora Olga Alarcón.  Y el regalo de los ceramistas alfareros, Graci Arias y Ángel Leal, reconocidos artistas de Puertollano a nivel nacional que generosamente aportan el detalle de gratitud con el que se recuerda la presentación del libro de cada año en sus originales y exclusivas piezas de barro, creadas para este evento. Acompañan la música de Manuel Antolín y Chus Romero, en el marco del Centro Cultural de Don Diego, de La Solana, el próximo 23 de noviembre a las ocho de la tarde.

Un acto ideal para ese Día Internacional de la Palabra. La proclamación frente a la ONU, del 23 de noviembre, como Día Internacional de la Palabra, es una iniciativa de la FUNDACION CESAR EGIDO SERRANO.  Ubicado en Quero (Toledo)

Recordemos las palabras del Presidente de la Fundación, D. César Egido Serrano, “Estoy convencido de que el siglo XXI es el del entendimiento. La palabra tiene que ser el vínculo de la humanidad y la única forma de resolver los conflictos tiene que ser el diálogo. Esto es está en las manos de las generaciones que hoy tienen la responsabilidad del liderazgo de los países y debe ser la herencia que dejen a las próximas generaciones”

Los poetas sin duda alguna son trasmisores de la belleza de la palabra escrita y por su fe en ella existe la poesía.

Natividad Cepeda