Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

El portavoz de Sanidad del grupo socialista en las Cortes de Castilla-La Mancha, José Antonio Contreras, ha valorado hoy el esfuerzo del Gobierno de Castilla-La Mancha durante la COVID-19 como la contratación de sanitarios, la mejora de los diagnósticos y la compra de materiales y equipos de protección.
En este sentido, ha destacado la “contratación de 4.300 profesionales sanitarios para reforzar plantillas para combatir el avance del coronavirus desde que comenzara la crisis”, así como la inversión en diagnóstico precoz, lo que ha considerado “clave” para “detectar lo antes posible cualquier tipo de rebrote”.
Contreras se ha pronunciado así durante su intervención en el debate general del pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha relativo a la situación actual e impacto sobre el sistema público de salud ante la pandemia de la Covid-19.
También ha puesto en valor la compra y distribución de equipos de protección por parte del Ejecutivo regional, el estudio de seroprevalencia a profesionales sanitarios y el estudio epidemiológico regional, la ley de reserva de material sanitario o la inversión de 640 millones de euros para blindar la sanidad en la región.
Por otro lado, ha subrayado los retos del Ejecutivo regional para enfrentarse a esta crisis, entre los que ha señalado “la mejora de determinados circuitos organizativos internos y las medidas de prevención”.
El parlamentario socialista también ha añadido el cuidado del personal sanitario y sociosanitario; el cambio en el modelo de cuidados de nuestros mayores, dependientes y de atención sociosanitaria; y la atención, diagnóstico y prevención de aquellos problemas de salud que han quedado sin atención durante este período.
Con todo, ha recordado que esta es la peor crisis sanitaria del mundo y que se trata de una situación “sobrevenida”, por lo que, ha dicho, “tenemos que seguir trabajando unidos” porque “es importante que intentemos sumar esfuerzos para proteger a la parte más vulnerable de nuestra sociedad”.
Y ha concluido: “Creo, de verdad, sinceramente, que este es el momento de la unidad, yo creo que es un momento de solidaridad, lealtad” para intentar apuntalar dónde se puede trabajar mejor y cómo podemos intentar tener una sanidad de calidad, universal, que atiende a todas las personas” y “que no deje a nadie fuera”.

Yo compro aquí, yo vivo aquí