Virgen de las Viñas Tomelloso
Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

El Comité Ejecutivo Regional de ASAJA Castilla-La Mancha ha fijado siete prioridades para el sector agrario y ganadero de cara a la nueva legislatura que presentarán al presidente de la región tras su toma de posesión.

El presidente de la organización agraria, José María Fresneda, ha señalado que “muchos de los planteamientos no son nuevos, pero sí son objeto de priorización. Algunos, incluso, son viejas reivindicaciones, pero ha llegado el momento de ponerlas en marcha para establecer un modelo de agricultura que ofrezca soluciones a los problemas del sector si pretendemos garantizar el futuro de las explotaciones de la región, y sin dejar de atender las necesidades urgentes y puntuales que vayan surgiendo”.

En esta línea ASAJA CLM ha explicado que “es un hecho que el cambio climático ha venido para quedarse, con episodios como el de la sequía que, a pesar de las últimas lluvias, este año ha supuesto la pérdida de casi toda la producción de cereales de secano, además de los daños en otros cultivos. Por eso, “hoy más que nunca tenemos que hablar de agua, de vertebración hídrica y de infraestructuras para poder producir”.

Los agricultores castellano-manchegos, que tienen las dotaciones más bajas de toda Europa, están descontentos con la política de agua de la Consejería de Agricultura, pues apenas tiene competencias en materia hidráulica y poco pueden hacer para cubrir las necesidades del campo castellano-manchego.  Así pues, de cara al Gobierno de la nación y de Europa, la organización agraria planteará propuestas que garanticen agua para que los agricultores puedan producir alimentos y para que las explotaciones dejen de perder competitividad y rentabilidad.

En segundo lugar, Fresneda se ha referido a la Política Agraria Común (PAC), quien ha explicado que “la pandemia, la guerra y la sequía han demostrado que los planteamientos de la última reforma con limitaciones y prohibiciones al sistema productivo, y sin aplicar la misma reciprocidad a las importaciones, no se adecúa a las necesidades que tiene nuestra región, por lo tanto, “es necesario trabajar mucho técnicamente, y no de cara a la galería, para que se produzca una revisión intermedia que cambie el rumbo marcado hasta ahora”.

En consonancia con lo planteado en la PAC, en materia de Desarrollo Rural ASAJA CLM pide priorizar las líneas productivas y “cambiar todo lo que sea necesario para que los beneficiarios de esas medidas sean los agricultores y ganaderos porque, además, son los que generan los fondos del Programa de Desarrollo Rural (PDR)”.

La cuarta prioridad pasa por exigir y vigilar el cumplimiento de la Ley de la Cadena Alimentaria. Las comunidades autónomas, y en nuestro caso la Dirección General de Alimentación, es la encargada de velar por el cumplimiento de esta Ley, por lo ASAJA CLM pide que “se inspeccione, se investigue y, en su caso, se sancione, a todos aquellos que cometan fraude o prácticas irregulares”.

La organización agraria ha señalado el sector vitivinícola como el que más atención requiere en este sentido. Piden el control en la trazabilidad del producto y señalan que “hay suficientes leyes, como la de la Cadena Alimentaria y la de la Viña y el Vino que, si se cumplieran, terminaría con muchos de los problemas actuales de los viticultores”.

También la ganadería, en especial la extensiva, es objeto de priorización para ASAJA CLM.  Al incremento de los costes de producción hay que sumarle ahora los sobrecostes para alimentar un ganado que se ha quedado sin pastos por la sequía, por lo que su situación es alarmante. “De poco sirven las bondades de la ganadería extensiva si es un hecho que, debido a la baja rentabilidad de estas explotaciones, están abocadas a la desaparición. Por lo que, si queremos que los ganaderos sigan produciendo, necesitamos proporcionarles más medidas y más ayudas”.

Por último, en cuanto a la interlocución con la consejería de Agricultura, ASAJA CLM ha indicado que algo está fallando cuando los agricultores y ganaderos de la región critican las falsas expectativas generadas, por lo que Fresneda ha destacado que, “si quieren contar con nosotros para una interlocución real, nos van a tener, pero trabajando para sacar adelante planteamientos que de verdad beneficien al sector”.

.