Virgen de las Viñas Tomelloso
Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

La rentabilidad de las explotaciones agrarias y ganaderas será la prioridad de ASAJA Castilla-La Mancha en la XI legislatura de la región. Así lo ha traslado el presidente de la organización agraria, José María Fresneda, en la rueda de prensa ofrecida esta mañana junto a presidentes y responsables provinciales.

Fresneda ha señalado cinco asuntos en los que se centrará la organización en la nueva legislatura, además de atender las necesidades puntuales que vayan surgiendo. Se trata de la Política Agraria Común (PAC), el agua, el viñedo, la ganadería y la interlocución con la consejería de Agricultura.

Sobre la PAC, el presidente de ASAJA CLM ha resaltado que “las cosas que nos han perjudicado siguen estando ahí”. Por eso pide “una revisión intermedia que priorice la mejora de la rentabilidad de las explotaciones”. En este sentido, ha explicado que en la última reforma se ha ignorado al sistema productivo y se ha permitido que los intereses medioambientalistas marquen la dirección. Sin embargo, este modelo está siendo un fracaso a la hora de afrontar situaciones críticas como las acontecidas con la pandemia o la invasión a Ucrania. “Necesitamos asegurar el abastecimiento de alimentos y piensos, recuperar la soberanía alimentaria y garantizar la seguridad de nuestros cultivos, cosa que no ocurre con la producción de terceros países”.

Tinto Roble Vinícola de Tomelloso

En materia hidráulica, Fresneda ha afirmado que “lo mejor es hablar menos de agua mientras siga tan politizada. Se ha convertido en una expresión ideológica que no tiene en cuenta las necesidades de los agricultores. Por eso, pedimos que se resuelva, a nivel nacional, un modelo de vertebración hídrica que esté en manos de la comunidad científica. A partir de ahí, inversiones en infraestructuras y compensar el histórico déficit hídrico que sufre esta región”.

En relación al viñedo, tal y como acordó la última sectorial celebrada en Tomelloso, el presidente de ASAJA CLM ha señalado que ha cambiado la estrategia de la organización. “Nuestro problema no es el vino, sino lo que hace que haya vino, es decir, una viña, un agricultor y sus circunstancias. Tenemos que hacer un plan de viñedo de la región partiendo de lo único que nos importa: el agricultor y su viña”. En este sentido ha incidido en tres cuestiones: el cumplimiento de la ley, mejorar la rentabilidad de las explotaciones vitivinícolas y modificar los términos del seguro de uva de vinificación.

Mejor conectados - Telefónica

Sobre el primer punto, ASAJA CLM asegura que la ley de la cadena no funciona porque “ni Ministerio, ni comunidades autónomas se hacen cargo de que se cumpla, tal y como marca la propia ley. Si se cumpliera toda la normativa vigente, nos ahorraríamos muchos problemas”.

En segundo lugar, y en relación a la rentabilidad de las explotaciones vitícolas, ha señalado que “si los precios no respaldan los costes, difícilmente los viticultores pueden hacer un viñedo rentable, cosa que no ocurre con el resto de eslabones de la cadena, a los que sí les cuadran las cuentas”.

En cuanto al seguro de uva de vinificación, Fresneda ha adelantado que este jueves los técnicos de la organización se reunirán con la Universidad de Castilla-La Mancha para “cambiar todo el modelo de seguro porque no funciona. Agroseguro y ENESA no están por la labor, pero que tomen nota de que, para que un seguro sea atractivo, tiene que ser real”.  Así, en la reunión con la Universidad aportarán propuestas para tratar de conseguir un seguro rentable.

Libro Cuevas de Tomelloso

Por último, ha recordado que, de cara a la próxima campaña de vendimia, tienen previsto solicitar reuniones con las cooperativas y el sector industrial. “No vamos a entrar en su gestión, pero sí en la rentabilidad del sector productor”.

Especial atención han tenido con la ganadería. Este sector, ha indicado el presidente de ASAJA CLM, está sufriendo las consecuencias de políticas mal aplicadas. “Además de la sequía y la guerra que han puesto en peligro el suministro de piensos, la inflación, el encarecimiento de los costes y los continuos ataques al consumo de carne, hay que sumar las pérdidas que suponen las enfermedades en el ganado. Cuando parece que salimos de la crisis de la viruela ovina y caprina, ahora tendremos que comenzar a hablar de la enfermedad hemorrágica epizoótica (EHE)”. En este sentido, la organización va a pedir flexibilización para poder mover ganado sin síntomas y siga su curso a la exportación, así como que asuman las pérdidas económicas del sector como ocurrió con la lengua azul y tengan en cuenta, en cualquier caso, el lucro cesante”.

En resumen, “poner en marcha un plan de ganadería de acuerdo con la consejería para que no se extinga la cabaña ganadera y hacer rentable la actividad”.

Por último, ASAJA CLM se ha referido a la interlocución. Tras la primera toma de contacto, ha explicado Fresneda, el Comité Ejecutivo Regional mantendrá en las próximas semanas una reunión institucional con el nuevo consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Julián Martínez Lizán.

La intención es trasladar la posición de la organización agraria con respecto a los temas anteriormente explicados, así como marcar el rumbo de la interlocución con dicha consejería. “Pretendemos tener una comunicación y coordinación fluida, de tal manera, que podamos mejorar la gestión, sobre todo, en lo que se refiere a las ayudas”. El objetivo, ha señalado Fresneda, es “que los agricultores y ganaderos se beneficien de sus ayudas en tiempo y forma, pues las incidencias y los retrasos en las tramitaciones y pagos sólo ocasionan perjuicios innecesarios a nuestros técnicos y a los agricultores y ganaderos. Para esto, ha continuado Fresneda, “la nueva consejería necesita una capacidad de gestión potente” y ha confiado en que el nuevo equipo de la consejería, al que ha aprovechado para felicitar, cambie el modelo de gestión”.

.