Virgen de las Viñas Tomelloso
Cuadernos Manchegos
Cuadernos Manchegos

Indudablemente la proliferación de cuevas de elaboración de vinos de forma tradicional ha venido siendo una tradición durante los siglos XVIII y XIX principalmente y tuvo una época en que su desarrollo sufrió un fuerte empuje, como consecuencia de aspectos, no solamente de necesidad económica, sino también por el aprovechamiento de recursos por transformación en vino de las producciones vitícolas.

Uno de los factores que hicieron esta mayor proliferación de vino, vino dada por la aparición de la plaga denominada como filoxera, aparecida en España en el último cuarto del siglo XIX y que produjo enormes pérdidas de producción en la mayoría de los países europeos productores de vino y donde en España tuvo una menor incidencia y, especialmente, menos afectada en la zona de la actual Castilla-La Mancha.

La evolución de esta plaga que afectó a España de forma importante, se inició en dos zonas: en Cataluña y en Málaga.

En el primer caso, por entrada de plantas desde otros países, especialmente Francia y, en Andalucía por la importación de plantas americanas que se suponía eran resistentes a una enfermedad tan conocida como el Oidio-cenicilla-, que afectaba de forma importante en muchas zonas vitícolas de España.

La filoxera es un insecto que afecta directamente en dos formas a las plantas de viñedo y producía la muerte de las plantas afectadas.

Esta plaga produjo dos efectos curiosamente contrarios: Por un lado, el desastre económico de los viticultores y un segundo apartado que afectó a parte de los viticultores españoles, como consecuencia de un mayor incremento del volumen de exportación de vinos a otros países, porque se eliminaron de forma eventual las tasas económicas que se utilizaban para la exportación de productos españoles a otros países y, en concreto, en el caso del vino.

Como todos sabemos, la filoxera terminó desapareciendo como consecuencia de la utilización de cepas injertadas sobre patrones resistentes.

Esta situación caótica tuvo menor repercusión en La Mancha, Madrid y Murcia, lo que produjo una mayor proliferación de plantaciones.

Incluso esta situación indujo a una mayor proliferación de la salida de vinos al mercado, así como la construcción de nuestras cuevas típicas.

En esta ocasión proporcionamos los datos de una ciudad de Zaragoza: MAGALLÓN.

MAGALLÓN (Zaragoza)

Municipio situado en la parte oriental de la provincia, con una población en el censo del año 2023 de 1.110 habitantes, incluido dentro de la comarca de Campo de Borja y situada a una altitud de 419 m.s.n.m.

Se encuentra regada por el río Huecha y se localiza a una distancia de 52 kilómetros de la capital, Zaragoza.

Por la localidad pasa la carretera N-122 entre el kilómetro 50 -59, la carretera autonómica A-121 y una carretera local.

Entre sus monumentos más importantes se puede mencionar la zona del castillo que fue destruido y donde se construyó una fortaleza, de la que solamente permanece la torre del homenaje que se adhiere y forma parte de la Iglesia de San Lorenzo,

… Iglesia de Santa María de la Huerta. - Construida en 1370 de estilo mudéjar, que consta de siete lados.

… Convento de los Padres Dominicos.- Edificado en 1612 y que se utiliza actualmente como Casa de Cultura Y Ayuntamiento.,

… Iglesia de San Lorenzo de estilo gótico donde se encontraba el castillo. Construida en 1533 y terminada en 1609.

… Ermita de Nuestra Señora del Rosario.- Construida en 1641, de estilo barroco y al lado de la Plaza de España.

 … Ermita de San Sebastián. -Patrón de la ciudad, situada a 9 kilómetros y construida en 1633.

CUEVAS

 En las proximidades de la población, en la ladera de un cerro, en unas lomas conocidas con el nombre de “La Molilla, al noroeste del casco urbano, se encuentran, de forma dispersa y a cinco niveles, numerosas cuevas de elaboración tradicional de vinos, que ocupan una superficie de 3,14 hectáreas y un total de 160 cuevas con sus chimeneas típicas que sobresalen del techo de la cueva y con entradas de forma adintelada en arco y puerta.

Se conservan muy bien y se utilizan para conservación de otros productos del campo, como hortalizas, patatas, ajos y otros.

Magallón

Magallón

.